Las muelas del juicio, también conocidas como terceros molares, son propensas a desarrollar infecciones debido a su posición en la parte posterior de la boca y su tendencia a quedar atrapadas o impactadas. Por ello, en este artículo exploramos los principales síntomas de una infección de la muela del juicio, así como los tratamientos disponibles para aliviar el malestar y restaurar la salud bucal. ¡No te lo pierdas! 

Infección de la muela del juicio 

Principales síntomas 

Los síntomas de una infección de la muela del juicio pueden incluir dolor intenso en la mandíbula o en el área de la muela, hinchazón alrededor de la muela afectada, enrojecimiento e inflamación de las encías, dificultad para abrir completamente la boca debido al dolor, mal sabor o mal olor en la boca, y en algunos casos, fiebre y malestar general.

Causas más comunes 

Las infecciones en las muelas del juicio pueden ser causadas por la impactación del diente, donde este no puede salir completamente de la encía, lo que facilita la acumulación de bacterias y restos de comida alrededor del diente. Además, la formación de un absceso dental, una acumulación de pus en el área infectada, también puede desencadenar una infección.

Tratamiento para la infección 

El tratamiento puede implicar la prescripción de antibióticos por parte de un dentista para combatir la infección. En casos de impactación severa, donde el diente está completamente atrapado en la encía o el hueso, puede ser necesario extraer la muela del juicio. Además, enjuagarse la boca con agua tibia y sal puede ayudar a reducir la inflamación y el malestar, mientras que los analgésicos pueden proporcionar alivio temporal del dolor.

Asesoramiento profesional  

Si experimentas cualquiera de estos síntomas, es crucial buscar atención dental de inmediato. Un dentista podrá realizar un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento adecuado para aliviar la infección y prevenir complicaciones adicionales. 

 

Como ves, una infección de la muela del juicio puede ser dolorosa y potencialmente grave si no se trata adecuadamente. Si experimentas alguno de estos síntomas, ¡no dudes en contactar con nosotros para recibir el tratamiento necesario y aliviar el malestar! ¡Pide ya tu cita!